馃帴馃帳Conversaci贸n del Dr. 脕ngel D铆az Barriga con la Mtra. Claudia Bataller Sala sobre el tema Evaluaci贸n Formativa. Aspectos generales.

Estimados maestros, ¡qu茅 gusto poder estar esta ma帽ana con ustedes! Me acompa帽a en esta conversaci贸n una querida compa帽era, la maestra Claudia Bataller, que tiene mucha experiencia en trabajo con maestros. Tambi茅n he estado en alg煤n tiempo en lo que en su momento fue la Direcci贸n General de Educaci贸n Superior para Maestros, hoy de Jes煤s Este, y es un placer poder compartir con ella para poder conversar sobre un tema que es muy complejo pero que seguramente est谩 despertando mucho inter茅s en el trabajo que tenemos que hacer en adelante en el plan de estudios: la evaluaci贸n formativa.

Claudia, buenos d铆as. Espero que estemos muy bien. Muchas gracias, 脕ngel, por la invitaci贸n. La verdad es que me da mucho gusto poder compartir contigo algunas ideas y comentarios sobre lo que tiene que ver con la evaluaci贸n formativa, que es el tema que nos re煤ne el d铆a de hoy aqu铆. ¿Qu茅 significa que los maestros tengamos que enfrentar la tarea de evaluaci贸n formativa? ¿C贸mo lo ves, Claudia?

Pues s铆, es un tema que se ha comentado mucho y que los maestros conocen, que identificamos, pero en el momento en que lo vemos como un apartado protag贸nico del nuevo modelo educativo, pues ah铆 es donde tenemos que ver realmente cu谩les son sus alcances, cu谩les son sus limitaciones y qu茅 dificultades va a presentar la implementaci贸n que se haga con 茅l. Entonces, yo creo que s铆 hay que pensarlo en voz alta, comentarlo, y seguramente lo que comentaremos aqu铆, lo que digamos aqu铆, pues va a ser pensado y sentido por los maestros.

Un problema que veo es que necesitamos empezar a diferenciar las fases del plan de estudios, porque no se puede hacer la evaluaci贸n formativa igual en la fase dos, en la fase tres, en la fase cuatro y cinco, o en la fase seis del sistema educativo. No s茅 si tengas alguna reflexi贸n que ayude a los maestros a decir: "A ver, este, ¿qu茅 podr铆amos hacer cuando pensamos, por ejemplo, con ni帽os que est谩n en la fase dos o fase tres, donde propiamente el lenguaje oral todav铆a es relativamente complicado, donde el lenguaje escrito es mucho m谩s complicado? ¿Pero entonces, c贸mo hacemos la evaluaci贸n formativa con ellos?"

Yo creo que ese es un punto central. No podemos generalizar la evaluaci贸n formativa para todas las etapas de desarrollo. Tenemos que recuperar qui茅nes son nuestros sujetos de aprendizaje. En este sentido, los alumnos peque帽os, pues para ellos, dar manifestaciones, el poder expresar, el poder reflexionar sobre su propio aprendizaje, va a ser algo muy concreto, algo muy espec铆fico, vinculado al dibujo, el juego, la actividad con los otros. Para alumnos que ya se encuentran en una etapa cuatro, en una etapa cinco, van a tener posibilidades de manifestaciones concretas, con productos espec铆ficos tambi茅n, y con reflexiones grupales m谩s ricas. Entonces, yo creo que por supuesto que la etapa de desarrollo tiene que ver para ver c贸mo implementamos qu茅 tipo de productos o de actividades son las que llevamos a cabo para recuperar esa evaluaci贸n formativa. No se puede generalizar, hay que tomarlo muy en cuenta.

Eso es muy importante, Claudia. Es decir, adaptar la evaluaci贸n formativa a las caracter铆sticas y necesidades de cada etapa de desarrollo. No podemos aplicar el mismo enfoque para todos los alumnos, ya que cada uno se encuentra en un momento distinto de su aprendizaje. Adem谩s, es fundamental que los maestros tengan en cuenta que la evaluaci贸n formativa no se trata solo de obtener un resultado o una calificaci贸n, sino de que los alumnos reflexionen sobre su aprendizaje, identifiquen sus dificultades y busquen formas de mejorar. Esto puede hacerse a trav茅s de manifestaciones concretas, como dibujos, juegos y actividades grupales, seg煤n la edad y el nivel de los alumnos.

Adem谩s, debemos evitar la mentalidad num茅rica que se ha arraigado en la educaci贸n, donde lo m谩s importante es obtener calificaciones altas. Es necesario cambiar esa percepci贸n y enfocarnos en el proceso de aprendizaje, en c贸mo est谩n adquiriendo conocimientos y desarrollando habilidades, en lugar de obsesionarnos con los n煤meros. Esto implica que tanto los maestros como los padres de familia y la sociedad en general deben valorar y reconocer los procesos de aprendizaje de los ni帽os, m谩s all谩 de las calificaciones.

Tambi茅n es importante que los maestros reflexionen constantemente sobre su pr谩ctica docente y est茅n dispuestos a ajustar sus estrategias y actividades para adaptarse a las necesidades de los alumnos. La evaluaci贸n formativa no debe limitarse a momentos espec铆ficos, como ex谩menes, sino que debe ser un proceso continuo e integrado en la ense帽anza diaria.

En resumen, la evaluaci贸n formativa requiere una mirada atenta a las caracter铆sticas y etapas de desarrollo de los alumnos, promoviendo la reflexi贸n sobre el aprendizaje y evitando la obsesi贸n por las calificaciones num茅ricas. Es un proceso que debe involucrar tanto a los maestros como a los alumnos y que debe ser parte integral de la pr谩ctica educativa.

Claudia, ha sido un placer conversar contigo sobre este tema tan relevante. Espero que nuestras reflexiones sean de utilidad para nuestros compa帽eros maestros y maestras. ¡Muchas gracias!