📖 Cuidar de otros es cuidar de sí mismo - Herramientas de soporte socioemocional para la educación en contextos de emergencia.


Cuidar de otros es cuidar de sí mismo. Herramientas de soporte socioemocional para la educación en contextos de emergencia. El fichero fue elaborado por la Dirección General de Desarrollo de la Gestión Educativa, adscrita a la Subsecretaría de Educación Básica, de la Secretaría de Educación Pública.
 

El presente fichero ofrece a los colectivos docentes y de agentes educativos, herramientas de soporte socioemocional que les faciliten a ellos y a NNA, el retorno a un ambiente de paz y progreso, una vida escolar renovada, derivada de una situación de emergencia que brindó experiencias y enseñanzas que fortalecieron el espíritu de todos los integrantes del Sistema Educativo Nacional. Tales herramientas, tienen un marcado énfasis en la enseñanza para el autocuidado, necesaria para que NNA enfrenten mejor los múltiples escenarios futuros.


La educación es un derecho fundamental tutelado por nuestro sistema jurídico, “... es un bien básico indispensable para la formación de autonomía personal y, por ende, para ejercer el derecho al libre desarrollo de la personalidad [y la culminación de un proyecto de vida en beneficio propio y de los demás], de ahí su carácter de derecho humano” 1. Y en tanto bien básico para toda persona, la educación debe protegerse, aún en situaciones de crisis.


El derecho a la educación es un elemento integrante de la asistencia y las respuestas humanitarias en contextos de emergencia. Este derecho proporciona los sentidos de normalidad, estabilidad, estructura y esperanza para el futuro, necesarios especialmente en momentos de crisis. A la vez, mitiga el impacto psicosocial de los conflictos y desastres, tanto en los instantes inmediatos de respuesta a las emergencias, como en los posteriores de recuperación a estas.


El término psicosocial alude a la estrecha relación entre el aspecto individual y colectivo de toda entidad social; en situaciones críticas, el apoyo psicosocial puede adaptarse a fin de atender a las necesidades emocionales y físicas de la población, ayudándoles a aceptar, asumir y superar la situación. En la educación en contextos de emergencia, es preciso que los colectivos escolares comprendan la necesidad de niñas, niños y adolescentes (NNA) de contar con un ambiente cálido, protector, estructurado y organizado en el cual expresar sus emociones, y entender que la incertidumbre, las angustias y los temores son normales y se comparten con quienes convivimos. Los docentes acompañan y brindan esos ambientes para la gestión de las emociones y también saben cómo recuperar poco a poco el ritmo escolar habitual.


Es imprescindible que los colectivos sepan que cuidar a otros contribuye a mediar y superar los momentos de crisis, sobre todo en contextos de alerta y emergencia, en los que se hace más necesaria la solidaridad y colaboración para avanzar hacia procesos multi participativos que logren la sinergia de todas las fuerzas vivas en un espacio local determinado. 


En este sentido, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el marco de la Agenda Mundial para el Desarrollo Sostenible 2030, y en el documento Marco de Acción para la realización del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 2, hace el siguiente llamado: “La educación en las situaciones de emergencia tiene un efecto protector inmediato, ya que proporciona conocimientos y aptitudes para la supervivencia y apoyo psicosocial a los afectados por las crisis. Además, la educación prepara a los niños, jóvenes y adultos para un futuro sostenible, porque los dota de aptitudes para prevenir desastres, conflictos y enfermedades”. 


De esta manera, cubrir las necesidades educativas de niños y adultos, especialmente en situaciones de crisis, es de vital importancia, pues ello favorece la capacidad de recuperación y respuesta del Sistema Educativo Nacional ante situaciones de emergencia y atenúa los riesgos, además de favorecer acciones en pro del bien común y potenciar el bienestar y las certezas. Del mismo modo, se debe mantener la educación durante la emergencia hasta la recuperación para no solo reconstruir, sino reconstruir “mejor que antes”, impulsando un sistema educativo más seguro, equitativo y de excelencia, en el que se potencien los vínculos entre la comunidad escolar y la escuela sea un espacio privilegiado para el diálogo, el encuentro y la confianza mutua, para gestionar la emocionalidad, apoyar al otro, reconocerle y escucharle ante la desolación.


Lo esperable, es que el Sistema Educativo enfrente las crisis brindando acompañamiento psicosocial y emocional, siempre con la intención de recuperar el respeto a la dignidad, el ejercicio de los derechos fundamentales, los ambientes de aprendizaje y el convivir en comunidad. 


Por lo anterior, el presente fichero ofrece a los colectivos docentes y de agentes educativos, herramientas de soporte socioemocional que les faciliten a ellos y a NNA, el retorno a un ambiente de paz y progreso, una vida escolar renovada, derivada de una situación de emergencia que brindó experiencias y enseñanzas que fortalecieron el espíritu de todos los integrantes del Sistema Educativo Nacional. Tales herramientas, tienen un marcado énfasis en la enseñanza para el autocuidado, necesaria para que NNA enfrenten mejor los múltiples escenarios futuros. 


Este material está organizado en cinco apartados:


I. El primero, propone actividades para los colectivos con las que esperamos ejerciten su respiración y visualización como estrategias primordiales para alcanzar la calma y relajarse. 


II. El segundo de ellos presenta a las familias un par de actividades sencillas para realizar en los hogares, con la finalidad de que también desde allí se abran oportunidades para el autocuidado y el soporte socioemocional, sobre todo en lo referente a la descarga y la verbalización de las emociones sentidas en este último periodo. 


III. El tercer apartado pone a disposición de los colectivos un compendio de actividades organizadas por nivel educativo; las podrán implementar con NNA cuando así lo requieran o estimen conveniente, en función de sus propósitos, sentires y necesidades en el contexto de emergencia que viven. Están orientadas a cuatro aspectos del autocuidado y el soporte socioemocional:


A. Aprender a calmarse 
B. Ejercitar la concentración 
C. Reconocerse a sí mismo 
D. Generar vínculos de grupo seguros y estables 


IV. El cuarto apartado pretende ayudar a los colectivos a comprender e implementar mejor las actividades, así como a ampliar su entendimiento de algunas situaciones que pueden o no enfrentar a su regreso a las escuelas, para ello, les acercamos definiciones mínimas y elementales relacionadas con el soporte socioemocional y el apoyo psicosocial. 


V. El último apartado ofrece bibliografía y recursos audiovisuales susceptibles de emplearse de distintas maneras entre la comunidad educativa, ya sea como actividades complementarias o para el autoestudio; fueron elegidas pensando en el bienestar socioemocional de NNA al regreso a clases. 


A todos estos recursos, se suman los conocimientos, saberes y las capacidades de maestras, maestros y especialistas de la salud, así como de organizaciones locales, nacionales e internacionales, que pueden apoyarlos para atender el bienestar socioemocional de NNA en estos momentos.



Cuidar de otros es cuidar de sí mismo Herramientas de soporte socioemocional para la educación en contextos de emergencia


⏬⏬📖 PDF 📖⏬⏬



Material Educativo Club