Fichero de Estrategias Didácticas para la asesoría y acompañamiento de la Lectura


El Sistema Educativo Nacional tiene el compromiso de hacer efectivo el derecho a la educación de calidad para todos. Alcanzar esta meta implica la mejora sistemática de todos los ámbitos educativos, en congruencia con el ofrecimiento de un servicio con eficacia, eficiencia, pertinencia y equidad, que garantice el máximo logro de aprendizaje de los educandos, como lo dictan el artículo 3o. de la Constitución Político de los Estados Unidos Mexicanos y la Ley General de Educación. 


Este ordenamiento requiere la concurrencia y el desarrollo de los ámbitos relacionados con la autonomía de gestión escolar, el trabajo en colegiado de los colectivos docentes y el fortalecimiento de las formas de intervención en el aula. En correspondencia, la supervisión escolar debe asumir un liderazgo académico que articule las acciones de los colectivos docentes, y que promueva la sistematización de los procesos de enseñanza y de aprendizaje que se producen en las aulas. 


En este contexto, la supervisión escolar tiene la oportunidad de contribuir de forma directa en las trasformaciones necesarias que conduzcan al desarrollo profesional de los integrantes de los colectivos docentes, así como a fortalecer las relaciones con los padres de familia y la comunidad escolar, para integrarlos en un proceso de participación colaborativa en el que la toma de decisiones y el establecimiento de acuerdos sean su consecuencia. 


Porque es indudable que una supervisión escolar con capacidades técnicas estará en condiciones de tener presencia en cada una de las escuelas y en las aulas de su zona, para detectar sus problemáticas específicas y particulares y, con base en estas, coordinar acciones de apoyo, asesoría y acompañamiento permanente que les den solución. 


Tales condiciones se hacen posibles mediante el Servicio de Asistencia Técnica a la Escuela, que, bajo la responsabilidad del supervisor escolar y con apoyo de los asesores técnico-pedagógicos y de los directores, son responsables de: coordinar, dar coherencia y articular las acciones para atender las prioridades educativas; promover el avance continuo de la escuela a partir del seguimiento a la Ruta de Mejora Escolar, y apuntalar el mejoramiento de la práctica profesional docente y directiva. 


En este contexto, la Subsecretaría de Educación Básica, a través de la Dirección General de Desarrollo de la Gestión Educativa pone a disposición de los supervisores la presente Caja de Herramientas, con el propósito de seguir contribuyendo al fortalecimiento de su función, en beneficio de todos los niños y adolescentes de México.


Fichero de Estrategias Didácticas para la asesoría y acompañamiento de la Lectura


La Caja de herramientas para el supervisor escolar está dirigida a supervisores de zona y de sector, y personal que ejerza esta función en educación básica, En este material se establecen orientaciones de actuación para esta figura educativa, que contribuyan al fortalecimiento de las formas de organización escolar, el trabajo de los colectivos docentes y directivos, para favorecer sus procesos de planeación y sus formas de intervención docente y de gestión. Todo, para asegurar la calidad y la eficacia del servicio educativo que proporciona cada plantel de su zona. Consta de los apartados: "Funciones del supervisor escolar de escuelas de educación básica"; "Plan de trabajo para la asesoría y acompañamiento"; y "Estrategias didácticas para la asesoría y el acompañamiento del supervisor escolar". 


En el primer apartado "Funciones del supervisor escolar de escuelas de educación básica" se definen la misión y los propósitos de la supervisión escolar. Tiene la intención de centrar la mirada del supervisor en los ámbitos donde habrá de ejercer su función y los propósitos que deberá alcanzar en colaboración con los colectivos docentes y las comunidades escolares de su zona. El documento, además de hacer explicitas las ideas de asesoría y acompañamiento, detalla los propósitos específicos de la supervisión escolar y, en cuatro ámbitos, describe las funciones que la supervisión habrá de realizar, con la clara orientación de generar oportunidades de aprendizajes de los alumnos de las escuelas de su zona escolar para lograr la mejora de sus aprendizajes. 


En la apropiación y ejecución de cada función se pretende que el supervisor de zona recupere y aporte su experiencia, saberes, habilidades académicas y de gestión, para brindar el apoyo, la asesoría y el acompañamiento necesarios, considerando la situación educativa y la organización de cada uno de sus planteles educativos. 


El segundo apartado, "Plan de trabajo para la asesoría y acompañamiento de la supervisión escolar" describe los elementos que el supervisor escolar debe considerar en su actividad profesional para conseguir que sea útil y relevante a los propósitos establecidos y para orientar de forma eficaz su gestión y la de sus escuelas con la finalidad de lograr el desarrollo profesional de sus directores y maestros. Los elementos que se recomienda contemplar en el plan de trabajo de la supervisión escolar son: Diagnóstico; Determinación de objetivos y metas; Acciones de asesoría y acompañamiento; y, Seguimiento y evaluación de lo implementado.


El apartado "Estrategias didácticas para la asesoría y el acompañamiento del supervisor escolar", está dividido en Lectura, Producción de textos escritos y Cálculo mental, así como en Observación de clase, todas en formato de fichas para hacer un uso más práctico y manejable de sus propuestas didácticas. Las estrategias acerca de las habilidades básicas toman como referencia los componentes propuestos en las herramientas para el supervisor. Sus contenidos brindan información general sobre los componentes o habilidades que se abordan, destacan su importancia en el aprendizaje de los alumnos, identifica los destinatarios de las actividades y aportan sugerencias de actividades para fortalecer o desarrollarlas habilidades de los alumnos; asimismo se proponen fuentes de consulta y materiales de apoyo para favorecer el intercambio de propuestas con el personal docente y directivo de las escuelas. 


En el caso de Observación de clase, las fichas se organiza en categorías que toman como referencia lo registrado en la herramienta: uso efectivo del tiempo, actividades académicas más usuales y alumnos en riesgo de exclusión. En cada una se describen ejemplos de estrategias de intervención sencillas para propiciar mayores oportunidades de aprendizaje para los alumnos. En estas se hace énfasis en la optimización del tiempo de clase con el propósito de generar mayores oportunidades de aprendizaje para todos los alumnos al favorecer el debate o la discusión grupal con el uso adecuado de preguntas, instrucciones claras y precisas, el establecimiento de un encuadre de trabajo y disciplina que evite las constantes llamadas al orden o que una parte del grupo esté distraído en asuntos distintos a los de la clase. También se señala la necesidad de garantizar que absolutamente todos los alumnos estén involucrados en la actividad. 


Para lograr los propósitos de esta Caja de herramientas, el acompañamiento del supervisor escolar se vuelve una pieza clave, Para ello, necesita estar en el lugar donde suceden, o deben suceder, los aprendizajes: en la escuela, en cada aula, Y a partir de evidencias objetivas e imparciales, así como una observación sistemática, sustentar un diálogo informado con el docente que le permita mejorar o fortalecer los aprendizajes de sus alumnos.
Material Educativo Club